#DormirMejor

El peso importa

Quien no haya tenido alguna noche de insomnio, que arroje la primera piedra. Te enseñamos una manera rápida y sencilla de dormir (un poco mejor).

2 Comentarios | Publicada el 20/09/2021

Sí, como leíste. A la hora de dormir bien hay un montón de cosas a tener en cuenta, y el peso del acolchado/manta/frazada que nos cubre es una de ellas.

Y vos dirás “¿pero qué tiene que ver?”. Mucho.

¿Por qué hace bien?

El peso sobre nuestro cuerpo tiene varios beneficios. Uno de los más importantes es la mejora en la calidad del sueño, ya que ayuda a disminuir progresivamente el insomnio.

La “presión” de una manta más pesada de lo que estamos acostumbrados alivia tensiones y la ansiedad porque recrea la sensación de un abrazo o un masaje.

Además, al ayudar a relajar al sistema nervioso, permite que bloquees las estimulaciones exteriores (y por ende puedas dormir más y mejor).

¿Cómo consigo esta sensación?

Bueno, esto es muy personal, en especial si sos una persona que sufre mucho el calor por las noches. Lo ideal, entonces, sería combinar distintos tipos de abrigos.

Un edredón más una frazada o un acolchado más un duvet; es cuestión de probar qué es lo que te queda más cómodo. Si solés dormir sólo con sábanas, un simple acolchado con corderito puede que sea todo el peso que necesites.

¿Qué opciones tenés?

En el mercado actual hay una gran cantidad de alternativas. Abajo te dejamos nuestra selección y sus características para que elijas.

  • Acolchado nórdico de pelo largo: Es el más suave al tacto y uno de los que mejor conserva el calor.
  • Edredón de Pluma Real: Al estar relleno de pluma de ganso, bloquea el paso del viento. La diferencia por arriba y por debajo del edredón es muy distinta.
  • Frazada Nórdica de pelo largo: Al igual que el acolchado nórdico, es súper suave y abrigado; la diferencia es su ligereza.
  • Acolchado Agnus con corderito: La combinación de dos materiales distintos (el corderito y el dobby) lo convierte en la mezcla perfecta de abrigo y liviandad.

¡Bonus! Cuánto más, mejor.

Como dijimos, está en cada uno la cantidad de peso que queramos sentir y cómo combinar abrigos para obtener esa sensación.

Se pueden sumar otros elementos para reforzar los beneficios de la gravedad. Podemos, por ejemplo, sumar almohadas y almohadones a la cama, y acomodarlos a nuestro cuerpo. 

 

Como verás, es una técnica muy sencilla para intentar mejorar la manera en la que se concilia el sueño. Y lo mejor es que podés ponerla a prueba hoy mismo.

Recordá que cada pequeño detalle cuenta a la hora de conseguir un mejor descanso, por eso te recomendamos este artículo sobre cómo elegir tus sábanas.

Esperamos que te sirvan estos consejos, y no olvides compartirlo si así fue.

5 2 votos
¿Que te pareció?
Suscribirse
Notificarme
guest
2 Comentarios
Más votado
Más nuevo Más viejo
Comentario rápido
Ver todos los comentarios
PerlA
PerlA
1 año hace

¡gracias por la informacion me re sirvio¡¡¡

Carlos
Carlos
10 meses hace

Muy buenos consejos

Duvet Home - Tienda online
Duvet Home - Tienda online